En Consejos

La luz es una parte muy importante para la decoración de nuestro hogar, ya sea natural o artificial. Y, a menudo, cometemos múltiples errores al iluminar nuestra casa.

En Arteluz nos gusta aconsejarte, es por eso que hoy te traemos algunos consejos para mejorar la iluminación de tu hogar.

 

Estética

Nos encanta ver nuestro hogar bonito y, por eso, buscamos los mejores productos y los más bonitos a la vista. Sin embargo, hay que dar más importancia a la funcionalidad, aunque estén relacionadas.

Para obtener una mejor iluminación, hay que potenciar aquéllas zonas que suelan llamar más la atención. Por ejemplo, dar más luz a aquéllas zonas que antes entren a la vista: sobre la mesa, cerca de un sofá…

Hoy en día existen múltiples formas de iluminar, desde las lámparas de pie, hasta apliques, focos… Y es por eso que hay que utilizar la que más nos convenga y, a parte, la que más nos guste.

¿Cómo elijo la luz que me conviene? La temperatura de la luz es muy importante para esto, ya que la estancia que quieras iluminar puede necesitar un tono u otro. También puedes echar un vistazo a un post antiguo donde te enseñábamos 5 trucos para elegir tu lámpara ideal.

errores

 

La luz natural

errores

Solemos olvidarnos de la luz natural y, en ocasiones, quizás recargamos en exceso las habitaciones con lámparas. Este es uno de nuestros grandes errores, ya que la luz natural nos indica la cantidad de luz artificial que tenemos que poner.

Sobretodo hay que intentar potenciar esa luz natural. Esto se consigue utilizando colores claros, cortinas que dejen pasar mucha luz, evitando poner muebles cerca…

 

Exceso de luz

Aunque creamos que sí, dar luz en exceso NO es lo mejor. Este exceso de luz puede conllevar sombras que no solo molestan. Así como también pueden dañar a la vista.

Hay que darle importancia a qué vamos a hacer en cada habitación y, en base a eso, establecer los tipos de luces. Si vamos a iluminar un despacho o sala de estudio, hay que dar una luz más potente, evitando que cree sombras o un exceso de luz que moleste. Si va a ser un salón, procuraremos dar una luz más tenue, que invite a relajarse un poco. Para una cocina también hay que dar una iluminación más fuerte, ya que nos gusta ver lo que hacemos.

 

Mala distribución de las luces

Como decíamos antes, un exceso de luces puede traer sombras molestas. Esto también ocurre si no colocamos bien estas luces. En el baño, por ejemplo, lugar donde te maquillas o te afeitas, hay que aportar una luz que deje tu cara totalmente iluminada, así no se proyectan sombras. Para esto te recomendamos que pongas apliques en el espejo o a los lados de este, así te verás mejor.

errores

Esto podría ocurrir también en la cocina. Una muy buena idea es poner luces bajo los armarios, de forma que tu encimera quede totalmente iluminada. Así no te entorpecerán las sombras.

 

Tamaño incorrecto

Este es uno de los errores más frecuentes que cometemos en nuestros hogares. Imagina que tienes una enorme mesa en tu comedor y decides iluminar con una lámpara pequeña, o que pones una lámpara excesivamente grande en un espacio reducido. Se vería desproporcionado.

errores

No olvides que en las tiendas las percepciones son diferentes. Por lo que quizás puedes ver una lámpara más pequeña de lo que es y llevarte una sorpresa cuando llegues a casa.

 

Si crees que nos hemos dejado alguno, no olvides compartirlo en los comentarios. ¡Seguro que puedes ayudarnos!

Publicaciones recientes

Deja un comentario

Start typing and press Enter to search