Si vives en un piso de tamaño reducido y tienes una habitación pequeña, sabrás lo importante que es la luz.

Hay que tener muy en cuenta la potencia de la luz. Si es excesivamente potente, puede provocar deslumbramiento. Y, además, el color en el que pintemos la habitación influye bastante.

A continuación queremos darte unos consejos para convertir tu habitación favorita en el mejor lugar.

El color

Como hemos dicho antes, el color en las habitaciones es uno de los factores más importantes. Podemos emplear un único color o, aún mejor, combinar dos colores. Siempre colores claros que den la máxima luz posible.

El blanco para una habitación pequeña es el mejor color. El color blanco en una habitación pequeña da toda la luz necesaria para dar otro aspecto a la estancia. Si la dejamos pintada en este color y la decoramos con estos tonos o algunos de la misma línea, conseguiremos otro efecto.

 

Aportar tonos blancos (blanco neutral, blanco roto, blanco perla) da la sensación de ser luz natural.

Siguiendo la línea de colores claros también podríamos pintar nuestra habitación en tonos amarillos.

pequeña

Los amarillos, mezclados con el blanco, también dan sensación de amplitud. Muchos decoradores utilizan estos colores en estancias pequeñas para transmitir b y para que la luz natural refleje en las paredes, creando una sensación de habitación más grande.

Un tono verde claro o azul claro también aportan esta sensación.

pequeñaResultado de imagen de habitación pequeña azul

Combinando con colores blancos o de un color más claro (como madera clara) se da otro aspecto a la estancia. Más luz, mayor amplitud. Además estos colores quedan muy bonitos.

Si te gustan los colores oscuros, te ofrecemos una alternativa. Puedes pintar la habitación pequeña de un tono claro y el pasillo de un tono más oscuro, así el contraste engañará a la vista.

Si pones un espejo grande, el reflejo aportará sensación de mayor magnitud.

Tipo de iluminación

En alguna ocasión te hemos aconsejado el tipo de iluminación que debes elegir para tu hogar.

Pero hay que tener mucho cuidado con el tipo de lámpara que elegimos. Como hemos dicho antes, una luz con excesiva potencia puede deslumbrarnos. Y, además, es conveniente no elegir una lámpara de gran tamaño.

pequeña

 

Una idea podrían ser lámparas de mesilla. Esto ofrece una iluminación cálida y acogedora. Tanto el tamaño de estas como el de las mesitas de noche no debe ser excesivo.

Si optas por las mesitas de noche, quizás también puede bastar con una. Esto ayudará a aportar a la habitación más calidez.

Los plafones de techo también son una gran idea. Ocupan poco espacio y tienen un diseño muy bonito. Además la luz que dan puede ser más cálida o más fría, de forma que es ideal. En este post sobre plafones te damos algunas ideas.

pequeña

 

 

Las lámparas de techo también son una muy buena idea, pero es posible que la perspectiva dé sensación de una reducción de tamaño en la habitación.

 

 

Publicaciones recientes

Deja un comentario

Start typing and press Enter to search